Espejo del Perú      
  Facebook   Nuestros
Websites
  Newsletter
Peru-Spiegel-Mail 
 
Loading
 

Home

Flora peruana

Orquideas
Quebrada Verde

Actualidades

Alimentos

Fauna peruana 

Fiestas y costumbres

Fotos

Gastronomía

Lugares históricos

Naturaleza

Patrimonio cultural de la humanidad

Patrimonia cultural del Perú

Patrimonio de la humanidad 

Peru-Spiegel-Mail 

Población del Perú 

Reservas de Biósfera 

Revista Espejo del Peru

Videos

Impressum

Orquídeas


Orquidaceae es probablemente la familia más amplia de plantas con flor. Se estima que deben haber alrededor de 30 000 especies en el mundo, adaptadas a los más diversos hábitats, desde orquídeas litofitas que crecen en piedras, orquídeas subterráneas de Australia que sólo ven el sol cuando florece (Rhizanthella gardneri), pasando por epifitas (que crecen sobre lo árboles), orquídeas de flores tan pequeñas que miden sólo milímetros (Platystele stenostachya), hasta enormes plantas con cañas de 3 a 4 metros, que producen decenas de flores por cada planta (Sobralia dichotoma) que podemos apreciar en el parque Nacional de Machu Picchu. 

Aunque parezca extraño, la palabra orquídea deriva del griego orchis que significa testículo, y se nombró así a esta familia debido a una primera planta descrita que posee una raiz con tuberoides. Desde que se generó el primer híbrido de orquídeas en 1856 se estima que el número de híbridos registrado se acerca a cien mil. Las orquídeas están sólo ausentes en la Antártida y en los más áridos desiertos de la tierra. Así se pueden encontrar orquídeas en los bosques húmedos de Sudamérica, en los Himalayas, en las tundras, los Andes, los pantanos de Florida, Canadá, Europa, etc.

Las orquídeas se dan prácticamente en todos las formas, colores y aromas, dependiendo de la estrategia que utilice la planta para reproducirse. Las orquídeas están entre las más evolucionadas de las monocotiledóneas, siendo particularmente astutas para reproducirse, recoger agua y alimentos y conservarlos. Es particularmente interesante la simbiosis que se realiza con ciertas especies de hongos (micorhizas) en las raíces gracias a los cuales la planta se alimenta. 

Pocos saben por ejemplo, que la vainilla es una orquídea, que en el Cuzco hay una hermosa historia de amor, que se remonta al tiempo de los Incas y que basada en una hermosa orquídea de flores rojas (Masdevallia veitchiana), ha llegado hasta nuestros días, en forma de tradición oral. Esta flor, en opinión de varios especialistas, es una de las flores más hermosas de las orchidacae y ha sido honrada como merecedora de un FCC (First Class Certificate), el premio más importante del American Orchid Society.

La historia oficial de las orquídeas, o más bien su reconocimiento público mundial se dio en 1818 por pura casualidad. En esta época, la Inglaterra victoriana contaba con exploradores en las más diversas regiones del planeta. Así fue que un explorador llamado Swainson, que recolectaba musgos y líquenes en Sudamerica para un horticultor llamado William Cattley, usaba los pseudobulbos y las hojas carnosas de plantas que crecían en la selva amazónica para afianzar los empaques de musgo, sin saber que en realidad estaba por despertar la fascinación del mundo por esta generosa familia de plantas. Ya en Inglaterra, los pseudobulbos dieron hermosas flores color lavanda y el horticultor pasó a la posteridad al incorporar su nombre al de esta hermosa especie, la Cattleya. 

Se generó un delirio mundial por las orquídeas, lo que ha sido bueno y malo para ellas. Lo bueno es que esta pasión ha permitido conservar plantas ya extintas en su hábitat natural o cuyos hábitats están desapareciendo como se da en el Perú con la Chlorea pavonii. Lo malo es que hábitats completos fueron depredados y luego incendiados por los propios coleccionistas sólo para poder contar en sus colecciones con las últimas sobrevivientes de una especie extinguida y poderlas vender luego a precios exhorbitantes. 

Hoy la orquídea es la planta con más coleccionistas del mundo, reunidos en sociedades y clubes, las orquídeas siguen apasionando a la humanidad. 

¿Qué es una orquídea?

Aunque parezca extraño, los taxonomistas se ven en serios problemas conforme nueva información genética sale a la luz y nuevas especies son descubiertas. Algunos consideran a las más primitivas orquídeas Apostasia y Neuwiedia en una familia nueva. Es muy difícil definir los límites de una familia tan amplia y diversa. 

Las orchideas se distinguen de otras familias de plantas por una combinación de características florales en lugar de hacerlo por una única característica común al grupo. Las flores se dan en agrupamientos llamados pedúnculos que rotan 180° de modo que la flor madura crezca de forma invertida. De los tres sépalos de la flor (verticilos florales externos) y los tres pétalos (verticilos florales internos), todos los sépalos y los dos pétalos laterales son usualmente similares entre sí en forma y color. El pétalo restante es llamado el labio o labelo, siendo usualmente más grande y distinto en forma y color siendo frecuentemente lobulado o en forma de copa. El labelo actúa frecuentemente como pista de aterrizaje para el polinizador atrayéndolo mediante patrones de color y formas variadas.

Los polinizadores van desde pequeños mosquitos pasando por moscas, polillas, abejas y abejorros hasta pequeñas aves como los picaflores. Muchas orquídeas se han especializado para ser polinizadas por un único polinizador.

Sin embargo, la particularidad más reconocida de las orquídeas y que las diferencia del resto de plantas con flor es la fusión de la parte masculina de la planta (estámen) y la parte femenina (pistilo). La columna se encuentra opuesta la labelo. 

En la mayoría de orquídeas existe sólo una antera (estructura para la producción de pólen) aunque en algunas se pueden encontrar dos. El polen no es granular como en la mayoría de otras plantas si no más bien de agregado en masas o sacos que varían en textura según el género. Tres lóbulos estigmáticos (áreas receptivas de polen) están usualmente presentes cerca de la antera aunque sólo dos suelen estar operativos. El ovario se encuentra debajo de las otras partes de la planta y cubierto por tejido peduncular. El ovario contiene numerosos óvulos que madurarán en semillas muy pequeñas en un sólo embrión indiferenciado. Las semillas se producen en cápsulas pudiendo cada cápsula producir hasta dos millones de semillas. Estas no cuentan con ningún mecanismo de almacenamiento de alimento por lo cual la mayoría morirá. 

Hans Naef
Fotos: Hans Naef

Orquidea, LC hibrida

Orquidea, Cattleya trianae

Orquidea, Cattleya trianae

Orquidea, Cattleya doviana

Orquidea, Cattleya trianae

Orquidea, Cattleya hibrida

Orquidea, Epidendrum radicans

Orquidea, Epidendrum

Orquidea, LC hibrida

Orquidea, Epidendrum ciliare

Orquidea, Cattleya maxima

Orquidea, Epidendrum

Orquidea, Epidendrum

Orquidea, Psychopsis kramerianum

Orquidea, Cattleya maxima